La Basura nos apunta con el dedo

  • El proyecto educativo “Basuraleza. La huella de la ignorancia” en el que han participado más de mil jóvenes de Lanzarote, nos reta a mirar de frente la sucia realidad que escondemos con la limpieza. La instalación de la escultura NO / ON fruto de este trabajo, recorrerá todos los municipios de la isla para generar debate y promover cambios. 
  • La Cámara ha sido uno de los organismos colaboradores del proyecto.

Lanzarote 5/06/19.- “La basura no habla, pero dice mucho de las personas que la tiran. Es el resultado de una carencia, de la ignorancia, de la falta de empatía con el entorno y las personas que lo habitan”, explica José Goñi, responsable del proyecto “Basuraleza. La huella de la ignorancia”.

Durante algo más de tres meses han recogido cerca de una tonelada de basura arrojada en las inmediaciones de institutos, colegios y escuelas rurales, a pesar de que su propósito era geolocalizarla, no recoger toda la basura existente. Se trata de un proyecto educativo para hacer visible un problema social y medioambiental: la basura que arrojamos en la naturaleza y más concretamente en Lanzarote.

Durante tres meses, más de mil alumnos de institutos de los siete municipios han recibido charlas informativas y han realizado salidas por el entorno de sus centros educativos para geolocalizar los residuos, hacer fotografías y subir el resultado con la aplicación Papacria.

El objetivo de este trabajo es tomar conciencia de la realidad para crear un sentimiento de rechazo y emociones que impliquen a los jóvenes en la tarea de cuidar el medio en el que viven, así como censurar el comportamiento de los delincuentes medioambientales que tiran basura en nuestro entorno.

Escultura NO / ON

Se trata de dejar de esconder el problema y hacerlo visible, ponerlo encima de la mesa y hacerle frente, de manera que no podamos mirar para otro lado. Por eso, como colofón de esta segunda fase del proyecto, se ha creado una escultura de tres metros de altura que rotará por diferentes puntos de los siete municipios de la isla. La escultura NO / ON que se instaló el sábado en la rotonda de Altavista, salida hacia Tahíche, está rellena de residuos que previamente geolocalizaron los alumnos durante la actividad. “Nos hemos acostumbrado a ver la basura en la naturaleza y eso es terrible, por eso uno de los objetivos de esta escultura es llevar la basura donde la gente no está acostumbrada a verla, a una rotonda donde debería ir un jardín, por ejemplo”, explica José Goñi, responsable de este proyecto educativo. Se trata de no dejar a nadie impasible, de generar debate y promover el cambio.

Colaboraciones inéditas contra un problema global

El proyecto ha logrado una colaboración sin precedentes. La estructura se ha podido construir gracias a la aportación de materiales, construcción y transporte de empresas privadas (Inoxnaval y Furgolanz). La actividad educativa se ha desarrollado gracias a la participación de los siete Ayuntamientos y de la Reserva de la Biosfera del Cabildo de Lanzarote. Para la creación de la aplicación móvil se ha contado con la colaboración de los alumnos del Centro Integrado de FP Zonzamas y las instalaciones de la Cámara de Comercio de Lanzarote, como centro de operaciones. Y para el acto de clausura han participado la Fundación César Manrique que cedió los premios a los jóvenes y el Grupo Spínola, que cedió las instalaciones de los Multicines Atlántida.

Como conclusión de esta segunda fase, Goñi destaca que se ha encontrado mucha más basura de la que esperaban, por lo que queda constatado que recoger y limpiar no funciona porque la gente sigue tirando. La parte positiva ha sido la esperanza dibujada por el millar de jóvenes participantes implicados en el uso de la aplicación móvil PAPACRIA que ha generado 978 geolocalizaciones que pueden consultarse en la web papacria.com, junto a las fotos y comentarios de los jóvenes.

Tercera fase del proyecto

El proyecto continúa el próximo curso escolar 2019 – 2020. Durante este tiempo continuarán las actividades educativas en los centros, las geolocalizaciones que denuncian a la delincuencia medioambiental y además se celebrará el primer certamen de geofotografía de basuraleza.

Los comentarios están cerrados.